Novedades Balneario El Condor

"El Cóndor" un enclave natural que dibuja su futuro

"El Cóndor" un enclave natural que dibuja su futuro

Desde esta columna vamos a compartir opiniones y someteremos a debate, temas de gestión, organización, operativos o estratégicos  vinculados con "El Cóndor".

Abriremos esta p√°gina analizando el perfil de desarrollo pretendido para el lugar.

La cartograf√≠a de la provincia de R√≠o Negro lo denomina oficialmente "El C√≥ndor" pero ¬†Wikipedia ampl√≠a se√Īalando que se trata de "..una localidad y balneario..." y -curiosamente el Ministerio de Interior de la Naci√≥n, (para Wikipedia) dice que se trata de un "pueblo y municipio".

La Carta Orgánica Municipal de Viedma (Revisión y actualización de 2010) no hace referencia específica a "El Cóndor" pero el plexo normativo recurrentemente refiere a la condición de "Balneario El Cóndor".

Localidad, balneario, pueblo, municipio son denominaciones que tienen diferentes significados y alcances, a los que el tiempo y los usos agregaron "Villa Marítima", "Centro Turístico", etc-

Administrativamente podría considerarse una localidad (División territorial... con identidad propia) integrante de un Municipio (Entidad administrativa que puede agrupar una sola localidad o varias)

Naci√≥ como balneario, ya que sus antecedente fundacionales se remontan a una fecha incierta, cuando el boticario Jacinto Massini, organizaba excursiones de residentes italianos para darse ba√Īos en "La Foce"(La Boca) por las supuestas bondades de las aguas y barros curativos del lugar.

Con los primeros asentamientos estables se fue consolidando una villa de verano, de segunda residencia para las localidades cercanas.

Y más recientemente se consolidó una población que propuso una oferta estable de alojamiento, gastronomía propia y el aprovechamiento de los escenarios para diversas prácticas deportivas y de interacción con la naturaleza.

Pero el tema en debate es si por sus usos se desea consolidar a El C√≥ndor como "balneario" t√©rmino que estrictamente lo limita a un lugar de ba√Īos y condiciona su aprovechamiento al per√≠odo estival, para lo cual se podr√≠a intensificar el uso estacional de las playas o explorar las bondades referidas de las aguas.

O se desea promover un destino m√°s abarcativo en los tiempos de uso, las actividades y los servicios requeridos.

Si la referencia fuera a una villa mar√≠tima, se englobar√≠a un lugar de residencia permanente o temporaria pero durante todo el a√Īo para un perfil poblacional m√°s regional y que se ve atra√≠do por actividades m√°s diversas como la pesca deportiva, la pr√°ctica de deportes n√°uticos o de playa y las actividades culturales. En tal caso es necesario extender el per√≠odo de servicios de alojamiento, gastronom√≠a y log√≠stica para las actividades¬† que se promuevan.

O si se aspira a convertirlo en un centro de turismo en la naturaleza, destino y escala de un área territorial y temática mucho más amplia, que se integre a la observación de fauna marítima y terrestre, aves migratorias, centros de interpretación de naturaleza, acuarios marinos, áreas naturales protegidas, corredores marítimos integrados, etc.

Para ello deber√° jerarquizarse la oferta mediante servicios acorde a una demanda m√°s exigente, mejorar la conectividad, las comunicaciones y desarrollar un plan de marketing que instale el destino en el lugar pretendido.

También estar dispuestos a que cambien las relaciones de convivencia cuando cambie el perfil y la cantidad de visitantes y nuevos residentes y los cambios urbanísticos del lugar.

Siempre cabe una situación mixta, pero esto también desdibuja la "personalidad" del destino y obliga a la convivencia entre actividades y demandas no siempre compatibles.

¬†De la definici√≥n que se adopte depender√°n las pol√≠ticas p√ļblicas que planifiquen y¬† consoliden un perfil urbano acorde a las expectativas y exigencias.

Una complejidad para planificar el futuro de un destino turístico emergente es que sus potenciales usuarios no residen en el lugar y por ello es muy difícil dimensionar y calificar la demanda a la que se puede acceder.

Este es el caso de El Cóndor.

Una visi√≥n p√ļblica responsable recomendar√≠a un plan de desarrollo estrat√©gico que reconozca los intereses, intenciones y demandas de los residentes y visitantes, que deber√°n imaginar, desear y ejecutar acciones que lleven al perfil deseado.

Sin perder de vista que lo que no se haga en forma planificada, ocurrir√° en forma desordenada.

 

Porque "El Futuro no es lo que vendrá, sino lo que seamos capaces de construir". San Agustín

 

Autor: Humberto Iglesias, mayo 2019

 

Notas Similares