Novedades Balneario El Condor

Solo saber de qué lado sopla...

El Balneario El C√≥ndor brinda, a cualquier pescador, oportunidades de esas que existen en muy pocos lugares. Tenemos a nuestro alcance playas con condiciones inmejorables para la pr√°ctica de la pesca de ca√Īa desde la costa.

Durante todo el a√Īo nuestras orillas invitan a buscar suerte. Casi no existen lugares con recursos de pesca de costa similares a los de El C√≥ndor. Sin embargo, esta actividad, carece de promoci√≥n y desarrollo por parte de las autoridades municipales y provinciales, enfocadas en limitar las mejores zonas de pesca a otras opciones. Entre pescadores este es un tema siempre presente.

Un ejemplo de esto es la zona de Playa Grande, sobre la primera bajada. Sector predilecto y una de las pocas zonas para obtener corvinas rubias de portes interesantes. Esta bajada se encuentra catalogada por las autoridades como zona balnearia. Durante la √©poca que la corvina tiene mayor actividad (diciembre y enero), la primera bajada es el mejor lugar para encontrarlo. Pese a esto, nos vemos limitados al momento de tirar las ca√Īas en √©poca en donde "las rubias" est√°n con m√°s hambre y presencia.

¬ŅLa opci√≥n? Adentrase frente a las piedras del casino con la marea en bajante, y buscar las lindas corvinas, que m√°s tarde arder√°n sobre los hierros de alguna parrilla. Pero esta parte ya no es para cualquiera. Hay que conocer la zona y arriesgarse a un posible rasp√≥n, de esos que arden, por los mejillones de las piedras. All√≠ no hay ning√ļn cartel que advierta del riesgo o que llame a tener precauci√≥n. Ojal√° estemos lejos, muy lejos, de que un d√≠a el mar le juegue una mala pasada a alguien.

Podríamos seguir hacia la izquierda, si nos paramos mirando el mar, para encontrar el sector de bancos de arena y canaletas de ingreso a La Desembocadura. Otro de nuestros rincones pesqueros. Lugar de lenguados, pejerreyes y variada. Esta zona está delimitada para actividades de viento. Lamentablemente, otro espacio que los pescadores perdemos.

Tenemos la suerte de vivir en un lugar donde podemos encontrar el fin del inmenso R√≠o Negro que nos traslada a una desembocadura que invita a capturar lenguados, pejerreyes e interesante pesca de variada. La zona tiene la caracter√≠stica de ser un sector donde muchas especies eligen desovar y suele ser muy interesante tentar la suerte en algunas √©pocas del a√Īo. Es aqu√≠ donde se estableci√≥ la salida de lanchas que se adentran al mar a buscar pesca embarcada.

La pesca en el balneario es, sin dudas, una gran actividad, que suma adeptos día a día. La tarea no es fácil con todas estas limitaciones. Nosotros los pescadores también sumamos al comercio, cargamos combustibles, carnada, pan, torta fritas, fiambre. Es una pena el camino elegido. Jamás nos invitaron a debatir o nos consultaron si los lugares que quedan son buenos para intentar suerte. No hay que olvidar que, estas autoridades que prohíben la pesca por no poder controlar, son las mismas que hace un tiempo atrás propusieron, a espaldas de los pescadores, "prospección de pesca con arrastre". Y fuimos nosotros, junto a la comunidad, los que impulsamos que esa locura se frene y que nuestros inmensos recursos se preserven.

Ojal√° pronto se pueda encontrar una convivencia armoniosa entre la pesca y las dem√°s actividades. Ojal√° la pesca sea tenida en cuenta como se merece en la zona. Me animo a decirles que en la gran mayor√≠a de los hogares de esta comarca hay un anzuelo, un trozo de nylon y una ca√Īa para buscar suerte en nuestras hermosas playas. Solo un consejo amigos: hay que saber de qu√© lado sopla el viento para darle un plus a nuestra suerte en las aguas de "La Boca", que sin dudas nos van a regalar la mejor de las pescas.


Autor: Carlos Fiore

Notas Similares