Novedades Balneario El Condor

La Lober铆a de Punta Bermeja

Es frecuente confundir la "Reserva Punta Bermeja" con "La Lober铆a", en tanto una contiene a la otra, aunque tienen diferentes objetivos, dimensiones y usos.

La Reserva Provincial Punta Bermeja es considerada la colonia m谩s grande de lobos marinos de un pelo de Sudam茅rica. Alberga de forma permanente a m谩s de 4.000 individuos, pudiendo alcanzar alrededor de 7.500, dependiendo la 茅poca del a帽o". Fue creada por el Decreto Provincial 898 del a帽o 1.971, aunque sus l铆mites reci茅n se definieron en el a帽o 2.005. Ocupa 1.900 ha de las cuales 970 son terrestres.

Originalmente fue de jurisdicci贸n provincial, pero, con la vigencia de la Ley de ejidos colindantes, desde el a帽o 2015 pas贸 a depender de la Municipalidad de Viedma.

La Lober铆a en tanto, es "un escenario de restingas, una serie de diques de contornos irregulares que en bajamar propician el florecer de piletones naturales" seg煤n describe, po茅ticamente, el Municipio de Viedma. Lugar que trasciende el alcance de un balneario por su oferta paisaj铆stica digna de otros aprovechamientos.

Para hablar de la reserva de Punta Bermeja invitamos a Daniel Paz Barreto (*), guardafauna en La Lober铆a entre 1.986 y 1.988, que se desempe帽a actualmente en la Administraci贸n de Parques Nacionales. Daniel es docente en la asignatura Manejo de Reservas en la Universidad Nacional de R铆o Negro, y entre otras actividades, fue representante sudamericano de la Federaci贸n Internacional de Guardaparques y Presidente de la Federaci贸n Latinoamericana de Guardaparques.

El profesor nos comenta que "en la d茅cada del 麓70 se empez贸 a considerar como un lugar que ten铆a atractivos para recibir visitantes y que pod铆a estar en riesgo sin protecci贸n. Es decir, pod铆a estar expuesto a pr谩cticas que atentaran contra la permanencia de los lobos marinos".

"En la creaci贸n de la reserva prim贸 la intenci贸n de proteger a estos ejemplares de fauna, que ya hab铆an sido explotados para la obtenci贸n de aceite", asegura Paz Barreto.

A煤n despu茅s de creada la reserva, "el personal destinado all铆 desde hac铆a poco tiempo advirti贸 la presencia de orcas, y se crey贸 que iban a eliminar los lobos marinos, que entonces ya se los consideraba un potencial atractivo tur铆stico.Para evitarlo se organiz贸 un ataque a las orcas, realizado por personal policial y de prefectura, un hecho que est谩 registrado y documentado.En la zona es algo com煤n la pr谩ctica de la caza, por lo que no estaba alejado de la idiosincrasia local, sumado a la ignorancia sobre los procesos ecol贸gicos, no se observ贸 resistencia a tal decisi贸n".

Y continua, "los funcionarios dependientes del entonces Ministerio de Agricultura (a帽o 1.976), como el Servicio de Conservaci贸n de la Fauna y Lucha contra las Plagas de la Provincia (prestar atenci贸n a la denominaci贸n del organismo), consultaron a diferentes investigadores y acad茅micos, como el CENPAT de Puerto Madryn, otros en Mar del Plata, Buenos Aires y en el extranjero. En algunos casos se les advirti贸 que era un proceso natural, otros recomendaron eliminarlas. La decisi贸n fue eliminarlas, se utilizaron fusiles livianos y pesados FAL y FAP. No lo lograron."

Las orcas que se trataron de eliminar, "eran dos ejemplares, dos hermanos Mel y Bernd, que luego fueron muy conocidos. Uno de ellos con una cicatriz en el lomo que se pensaba era una herida cicatrizada de aquel momento."

Ahora, se acepta que es parte de la din谩mica de las poblaciones y no obstante venir casi todos los a帽os, la poblaci贸n no decrece.

La reserva, no obstante las diferentes administraciones por las que pas贸, 驴cumple con el objetivo de mejorar la preservaci贸n del recurso" 驴Qu茅 otras cosas se podr铆an hacer para consolidarlo como un atractivo tur铆stico"

Daniel asegura que, "la persistencia de la poblaci贸n de lobos marinos con toda la fauna acompa帽ante que tiene ese ambiente, que obviamente no son solo los lobos marinos, es un hecho positivo que se mantiene a buen resguardo con algunos problemas puntuales.

Sin embargo, advierte, "que este bien natural pueda ser disfrutado por visitantes locales y turistas, necesita de personal e infraestructura id贸nea, espec铆fica para este tipo de lugares. Que van evolucionando. Por ejemplo la exhibici贸n de animales taxidermizados ya no son utilizados para centros de visitantes instalados en la naturaleza, que al ser parte de una unidad de conservaci贸n, su funci贸n es educativa e interpretativa, asociada al turismo."

Adem谩s, agrega, "en Punta Bermeja hay una evidente dificultad, y es que los lobos marinos est谩n al pie del acantilado, por lo que es necesario resolver como contemplarlos. Miradores y pasarelas han sido la infraestructura utilizada. Sin embargo hay otras de mejor resultado, hay experiencias de traer al visitante lugares remotos. Como islas con colonias reproductivas de aves, donde se instalaron c谩maras que transmiten en vivo al centro de visitantes ubicado a varias millas.Pueden resultar caro, es una inversi贸n que debe hacer el Estado, y mantener luego el manejo para asegurar la continuidad. Como dijimos, el atractivo tur铆stico deviene en la oportunidad de educaci贸n ambiental, uno de los fines de las 谩reas naturales protegidas."

"Es una reserva que tiene algo a favor, su ubicaci贸n a s贸lo 64 km de una ciudad capital. Recibi贸 a ex presidentes como el dr. Ra煤l Alfons铆n, en 茅pocas del proyecto de traslado de la capital."

"Impulsar el sitio es como las capas de la cebolla, son c铆rculos conc茅ntricos. En el centro est谩 la poblaci贸n de lobos marinos, luego tenemos que ver c贸mo la protegemos y, lo m谩s importante, la planificaci贸n. Por ejemplo, analizar en qu茅 momento vamos a necesitar m谩s personal afectado, recursos financieros, equipamiento. Si cuidamos la 茅poca de nacimiento, nos garantizamos su continuidad, asociada a la continuidad de las pol铆ticas p煤blicas."

驴Se podr铆a complementar con alg煤n otro atractivo de la estepa patag贸nica"

"S铆, porque son complementarios en torno al r贸tulo "Patagonia". Podes hacer senderos de interpretaci贸n que partan desde la costa y se internen en los m茅danos con elementos sencillos como la identificaci贸n de especies aut贸ctonas (que quiz谩s ya est茅n, hace mucho que no la visito). Se puede continuar hasta el bajo e incluso hasta el monte costero, creo que es privado, pero se pueden realizar acuerdos. Siempre guiando a lo largo de ambientes naturales y evitando toda forma de especies en confinamiento, excepto aquellas que est茅n en rehabilitaci贸n."

"La situaci贸n actual es mucho m谩s ventajosa que en los comienzos. Esto es gracias a que la carrera de Ciencias del Ambiente y la Tecnicatura en Guardia Ambiental en la Universidad de R铆o Negro - se dictan en Viedma -. Conuna relaci贸n que sea fluida y con objetivos comunes con la provincia y el Municipio se puede esperar que vaya a mejorar mucho los resultados."

(*) Daniel Paz Barreto desde 1997 edita un Bolet铆n electr贸nico mensual sobre temas de inter茅s ambiental www.guardaparques.org

Notas Similares