Novedades Balneario El Condor

El Club de Amigos, un club con historia

    La historia y el presente del Balneario se forja con el aporte de promotores voluntarios que en forma cotidiana apuestan a su desarrollo y contribuyen a consolidar sus instituciones. Es el caso de Carlos Steding, un apasionado y comprometido vecino con el que hablamos sobre el Club de Amigos del Balneario El Cóndor.

Sus orígenes

El Club de Amigos viene de la época en que había en el Balneario una Comisión de Fomento. A partir de ella se constituyó una Asociación de Amigos que luego se convirtió en un Club de Amigos.

Cuando en el año `83 volvió la democracia al país, había una contraposición de intereses. Por un lado, estaba la Junta Vecinal, que era el brazo político del Municipio; por otro esta asociación que velaba también por los intereses y que trabajaba por hacer cosas, pero sin tener una responsabilidad política con las autoridades municipales.

La institución empezó por los años ´70, como Comisión de Fomento. Luego, en una época en que hubo un incendio bastante grande en la zona del pescadero, se reunieron unos cuantos vecinos liderados entonces por el profesor Juan Carlos Tassara, Febo Caponi, el papá de los Malpelli y otros amigos. Buscaban hacer que esa asociación sirviera no solo para impulsar el desarrollo, sino también para actuar en caso de tener eventos, como el siniestro que los había convocado en ese momento.

Fue también la que empezó a organizar los festejos de verano. Primero en la calle. Para ello se realizaban ?corvinadas? con las donaciones que hacían los pescadores que iban en octubre, noviembre y que dejaban parte de lo que pescaban para que nosotros las conserváramos y en enero pudiéramos hacer comidas populares.

Durante varios años no tuvimos sede, nos reuníamos en la Delegación Municipal y las fiestas las hacíamos en la calle. Esta fue la época en que el intendente era Viotti. Después vino Castro que cedió lo que es el actual restaurante que está sobre la calle principal, donde hacíamos las reuniones.

Los recursos los obteníamos de las actividades o concursos que organizábamos en verano y fundamentalmente de una colaboración que pedíamos a cada vehículo al ingreso al Balneario. Con esto financiábamos seis o siete números que llegaban en la fiesta que hacíamos en el verano.

Yo arranqué con la Comisión de Fomento en el año ´76 o ´77 cuando se empezaron a hacer los festejos en la calle, donde está ahora la terminal de ómnibus. Ahí se hacían los espectáculos en la tardecita y noche, que para la gente eran totalmente gratuitos pero los artistas cobraban. Para eso cobrábamos esa contribución al ingreso. Nos turnábamos durante el día y la noche, esos tres días en el acceso al Balneario. En alguna oportunidad nos ha costado algún dolor de cabeza porque había gente que hacía denuncias porque cerrábamos todos los accesos. Pero era una contribución voluntaria, quien no quería pagar no la pagaba.

Después los eventos los empezamos a hacer en una carpa de circo que se alquilaba y se instalaba donde actualmente está la plaza grande en el ingreso al Balneario.

Después, con los 24 integrantes de la comisión empezamos a trabajar en lo que hoy son las actuales instalaciones. Entonces presidía el doctor Casadei, el vicepresidente era Alberto Andría que empezaron con el tinglado y después el cerramiento. Se hizo el galpón de 25m x 50m y con la intendencia del ?Nene? Martínez tuvimos la posibilidad de ampliarlo con las canchas de paddle, las de bochas, para lo cual pedimos la cesión de tierras y terminar lo que finalmente fue el salón comunitario donde se concentraron todas las actividades deportivas y culturales del Balneario.

A finales de la década del 80? y principios de los 90? se produjo un cambio de arraigo muy importante de la gente del Balneario, se convirtió en Club. Entonces decidimos que no tuviera una camiseta que lo identificara porque ahí se reunía gente que venía de clubes de Viedma y Patagones, por lo que no quisimos herir la susceptibilidad de nadie.

La comisión la integraban 24 miembros, lo que da la pauta de la importante participación que permitía hacer cosas. Haber terminado esas instalaciones nos dio una gran satisfacción que logramos con la ayuda del Estado y la importante colaboración de todos los vecinos.

En una oportunidad que los empleados municipales estaban de paro y necesitábamos armar todo para la fiesta salimos con un megáfono a convocar vecinos. Llegaron más de cien voluntarios con los que armamos las tribunas que permitieron que la fiesta se desarrollara con normalidad.

La Fiesta del Mar y el Acampante arrancó en el año 73? en la calle, luego en la carpa y se trasladó al Club cuando se tuvo el salón comunitario. Ahí vinieron importantes artistas como Sergio Denis, Graciela Alfano, Memphis La Blusera (varias veces), Los Piojos, Estela Arrabal, Fabiana Cantilo. Eran muchos porque se traían un par de números por día, durante tres o cuatro días o dos fines de semana.

El Club no tenía personal permanente, sólo eventualmente para algún evento puntual se contrataba gente para tareas de limpieza. Para los bailes y asados que se hacían, las entradas, la atención del buffet y servir las mesas, las hacíamos nosotros, todo a pulmón, porque la gente lo tomaba con mucho compromiso y toda la familia participaba, no sólo los integrantes de la comisión. Para los chicos se ponían profesores para que tuvieran una colonia de vacaciones con actividades deportivas y culturales. Bochas, ping pong, paddle, juegos electrónicos, asados, charlas permitían que todos participaran.

Hoy si bien hay una comisión que integran vecinos y residentes, el Club tiene que seguir siendo el lugar donde toda la gente y su familia se convoque y tenga un lugar para desarrollar actividades recreativas y culturales, y generado iniciativas para el engrandecimiento de la villa. Debe estar abierto a todos, el mayor compromiso lo deben tomar los residentes permanentes que son los que puede usar y generar actividades durante todo el año.

Una donación "voluntaria"

Cuando hablábamos con Carlos Steding sobre la historia del Club, llegó "Chiche" Cévoli otro activo Amigo del Balneario y reconocido promotor de la actividad ?bochófila? en el Club.

Contó que cuando estaban en la Comisión hicieron la cancha de bochas, con algunas dudas ya que no sabían qué interés iba a despertar. "Se hizo y en un viaje mío a Buenos Aires, el presidente, Carlos Steding, me dice: '¿por qué no compras para el Club un juego de bochas?' Cuando volví con las bochas se las llevé al presidente y me dijo que no había apuro, 'ya me lo vas a entregar'...Un viernes que estábamos en la Comisión unos 20 integrantes del Club, dice 'Señores, Chiche Cévoli, con muy buena voluntad, acaba de donar un juego de bochas'"

Autor: Humberto Iglesias
 

Presidentes del Club desde el año 1985 a hoy

  • Ovidio Casadei 

  • Carlos Steding

  • Juan Carlos Joelson

  • Arnoldo Casarini 

  • Humberto Mondillo

  • Ariel Lang

  • Juan Carlos Tassara


 

Notas Similares